email de contacto con el Grupo SEO-Segovia: seo-segovia@seo.org

jueves, 14 de septiembre de 2017

Jornadas por el Día de las Aves 2017



Un año más, con motivo del 30 aniversario del Día de las Aves que convoca anualmente BirdLife International, se celebran las Jornadas de Naturaleza en Segovia desde el día 28 de septiembre al 1 de octubre.


En esta edición contamos con tres conferencias, de temática muy variada, que se desarrollarán en el Centro Cívico de San José (C/ Tomasa de la Iglesia, 2.). El día de apertura, Jaime Gila nos adentrará en el mundo de los hongos (jueves 28 de septiembre a las 19.00 h.). En el segundo día, Javier Barbadillo nos enseñará a leer los paisajes e interpretar las señales que nos mandan (viernes 29 a las 19.00 h.). Por último, Gloria Molina nos transmitirá su pasión sobre unas peculiares aves, los vencejos (sábado 30 a las 18.00 h.).

Además, los más pequeños podrán disfrutar de dos talleres infantiles: “Detectives en la naturaleza” impartido por Juan Carlos Quintana, y “Titerenatura. Crea tu propia marioneta” impartido Antonio Sanz y Marina Sanz. Ambos tendrán lugar el sábado 30 de septiembre a partir de las 11.00 h. en el Centro Cívico de San José.

Las jornadas finalizarán el domingo 1 con una ruta ornitológica por el Cinturón Verde de Segovia. Un recorrido por los ríos Eresma y Clamores a lo largo del cual podremos disfrutar de la extraordinaria biodiversidad de avifauna que contiene nuestra ciudad.



Para participar, tanto en los talleres infantiles como en la ruta, es necesario mandar un correo electrónico indicando nombre y apellidos a seo-segovia@seo.org.

Desde el Grupo Local SEO-Segovia, os animamos a todos a disfrutar de esta nueva edición de las Jornadas. Es una magnífica oportunidad para compartir e inculcar la pasión y el respeto por la naturaleza. 


Marina Sanz
Vocal de Actividades

miércoles, 16 de agosto de 2017

SEGOVIA, DONDE EL PATRIMONIO HISTÓRICO Y EL PATRIMONIO NATURAL SE DAN LA MANO



Por todos es conocido el patrimonio monumental que atesora la ciudad de Segovia. La UNESCO declaró su acueducto y la ciudad vieja Patrimonio de la Humanidad en 1985; miles de turistas recorren sus calles todos los años para disfrutar del acueducto romano, de la dama de las catedrales, del alcázar que parece sacado de una película de Disney, sus iglesias románicas, el barrio de la judería, sus increíbles vistas a la Sierra de Guadarrama, la muralla, la casa de la moneda…

A todos esos valores histórico-artísticos, hay que añadir otro que es menos conocido pero sin duda de gran interés, su patrimonio medioambiental, especialmente las aves.

Vamos a hacer un recorrido monumental por la ciudad, comenzando, como no puede ser de otra manera, por la Plaza de la Artillería, a los pies del acueducto. Esta infraestructura hidráulica fue construida por los romanos en el S. II d.C, en tiempos del emperador Trajano y servía para traer el agua desde la cercana Sierra de Guadarrama hasta la ciudad. Tiene una longitud de 14 Km, desde el azud situado en el río Acebeda hasta la plaza del azoguejo, siendo el último kilómetro el más espectacular con sus 167 arcos que se elevan a una altura de 28 m. Lo más increíble es que los sillares de granito no necesitan ningún tipo de argamasa para su sujeción.

 
Acueducto de Segovia 
 
Durante los meses de primavera, el acueducto se convierte en el lugar de nidificación de multitud de aves, que encuentran en los huecos de los sillares de granito un lugar excepcional donde sacar adelante a sus polluelos. El acueducto alberga la mayor colonia de vencejo común (Apus apus) de la ciudad. Desde el mirador del Postigo, especialmente a primera hora del día y al atardecer, podemos disfrutar del sorprendente vuelo de los vencejos, con su inconfundible chirrido que emiten mientras vuelan para capturar pequeños insectos con los que alimentar a su descendencia. Son como un escuadrón de cazas, perfectamente alineados maniobrando entre los arcos. Por la noche, los murciélagos toman el relevo de los vencejos en esa impagable tarea de eliminar del aire mosquitos, pulgones, polillas y demás insectos que tantas preocupaciones y desvelos nos producen a los humanos.

 
Vencejos volando junto al acueducto
 
 
 Vencejo común
 

Además de los vencejos, también utilizan el acueducto como lugar de nidificación grajillas (Corvus monedula), chovas piquirrojas (Pyrrhocorax pyrrhocorax), gorriones comunes (Passer domesticus), carboneros garrapinos (Periparus ater) y palomas bravías (Columba livia), estas últimas causando problemas de conservación en el monumento, por lo que en los últimos años se está intentando reducir al mínimo su nidificación en él.

Si desde el acueducto subimos por la Calle Real, llegamos a la Plaza Mayor, donde destaca majestuosa la Catedral. Comenzó a construirse en 1525 por Juan Gil de Hontañón, es de estilo Gótico y en ella destacan varios elementos, como las vidrieras del S. XVI, sus innumerables pináculos, la imponente torre que se alza hasta alcanzar los 90 metros de altura y el claustro que fue trasladado piedra a piedra desde la catedral vieja situada en las cercanías del Alcázar hasta su ubicación actual. Por sus dimensiones y elegancia, es conocida como la Dama de las Catedrales.

 
 Catedral de Segovia
 

Por su ubicación es sin duda la mejor de las atalayas de la ciudad, y eso bien lo saben algunas aves. Su torre es posadero habitual de halcón peregrino (Falco peregrinus), desde donde se lanza a la caza y captura de palomas, estorninos y otras aves de mediano y pequeño tamaño que componen su dieta. También utlizan la torre las chovas piquirrojas como dormidero comunal durante los fríos meses de invierno, llegándose a alcanzar concentraciones de varios cientos de individuos en su interior. Las cigüeñas blancas (Ciconia ciconia), una vez concluido su período reproductor, se reúnen en los pináculos de la Catedral, produciéndose una de las estampas más bellas que se pueden contemplar en esa armonía entre el patrimonio monumental y el medioambiental.

 
 Halcón peregrino en uno de los pináculos de la Catedral
 

Siguiendo el itinerario más turístico de la ciudad, llegamos al Alcázar. Este edificio, a lo largo de sus muchos siglos de historia, ha sido fortaleza, palacio real, prisión del Estado, Real Colegio de Artillería y actualmente Archivo Histórico Militar. Se cree que ya en tiempos de los romanos podría haber una fortificación en este enclave de la ciudad. Es en escritos del S.XII donde ya se habla expresamente de la fortaleza como “Castillo de Segovia” y “Alcaçar”. Tuvo su máximo apogeo como Palacio Real en el reinado de Enrique IV y de Isabel La Católica. En 1764, reinando Carlos III, se instala en el Alcázar el Real Colegio de Artillería, hasta que un siglo después, un incendio destruyera gran parte del edificio. En la actualidad, es uno de los monumentos más visitados y fotografiados de la ciudad.

 
 Alcázar de Segovia


El Alcázar tiene una ubicación privilegiada dentro de la ciudad de Segovia, ya no solo desde el punto de vista defensivo, sino desde el punto de vista ambiental. Se encuentra flanqueado por los dos valles que atraviesan Segovia: El del Eresma y el del Clamores. Eso favorece la presencia de fauna tanto en el propio edificio como en la roca en la que se asienta. Sus mechinales, balcones, ventanales, torres y troneras son utilizados por cernícalos vulgares, chovas piquirrojas, gorriones chillones (Petronia petronia), herrerillos comunes (Cyanistes caeruleus) y carboneros comunes (Parus major), vencejos y otras aves trogloditas para nidificar. En las rocas que le sirven de base a la fortaleza, cría una pareja de halcones peregrinos, que parecen proteger la fortaleza del asedio de las palomas. 

 Cernícalo vulgar
 
 
 Halcón peregrino
 

Protegiendo todo el casco antiguo de la ciudad está la muralla. Tiene una longitud de 3Km y una altura media de 9m. Presenta un total de 80 cubos y torres, separados entre sí por lienzos o paños. Había un total de cinco puertas que daban acceso al recinto amurallado, pero en la actualidad quedan en pie tres: San Andrés, San Cebrián y Santiago. En la misma muralla, existen casas fortificadas como la Casa de los Picos, la Casa del Sol, la Casa de los Condes de Chinchón, la Casa del Marqués de Lozoya o el propio Alcázar. Como se puede deducir, la ciudad amurallada estaba habitada por la nobleza y el clero, mientras que el pueblo llano se asentaba en los arrabales, en la Segovia extramuros.

 Puerta de Santiago
 
 
Puerta de San Andrés
 

Pero en lo que seguro no pensaron los que construyeron la fortificación, es que en la actualidad cumple con otro importante papel, en este caso medioambiental, ya que sus grietas, mechinales (agujeros que quedan en la muralla después de retirar el andamiaje que se usa para su construcción y que además permite la evacuación del agua de lluvia que se infiltra en la muralla) y demás oquedades que presenta, son utilizados por una gran cantidad de especies animales (aves, reptiles, insectos, murciélagos…), como refugio y lugar de nidificación y descanso. Desde hace unos años se están realizando obras de restauración de la muralla de Segovia, que cuentan con el asesoramiento de socios de SEO-Segovia para favorecer la presencia de aves en sus oquedades. Cabe destacar, por ejemplo, la presencia de vencejos, grajillas, chovas piquirrojas, herrerillos comunes, gorriones chillones, palomas bravías, cernícalos vulgares y cernícalos primillas (Falco naumanni), mochuelos (Athene noctua), etc.  

 Chova piquirroja
 
 
 Grajillas


Para concluir este repaso monumental de Segovia, hay que hacer mención a la gran cantidad de iglesias románicas que atesora la ciudad. Segovia es la segunda ciudad con más iglesias románicas de España, siendo algunas de las más conocidas y visitadas: la iglesia de los Santos Justo y Pastor, en cuyo ábside interior se pueden observar unas espectaculares pinturas románicas; también se puede contemplar la escultura del Cristo de los Gascones, talla románica que data del S.XI.  La iglesia de San Millán y la iglesia de San Martín, donde destacan sus bien conservados atrios o la iglesia de San Esteban, con su majestuosa torre de 56 metros de altura.
 
 Iglesia de San Justo
 
 Iglesia de San Martín
 
 Iglesia de San Millán
 
Iglesia de San Esteban

Las torres de algunas de estas iglesias son el sitio elegido por las cigüeñas para instalar sus enormes plataformas de nidificación. También está presente, aunque cada vez en menor número, el cernícalo primilla. En los atrios encuentra cobijo y un lugar idóneo donde construir su nido de barro el avión roquero (Ptyonoprogne rupestris) y en los mechinales, oquedades y tejados instalan sus nidos vencejos, grajillas, chovas piquirrojas, gorriones comunes o palomas bravías. Son sin duda alguna lugares privilegiados para vivir.


 Nido de avión roquero
 
 Pareja de cernícalo primilla
 
 Nido de cigüeña blanca
 
 
 Cigüeña blanca
 
Sirvan estas líneas como una primera aproximación hacia estos monumentos tanto histórico-artísticos como naturales que atesora la ciudad del acueducto, quedando otros muchos por descubrir y analizar desde esa doble vertiente, como monasterios, conventos, palacios, el barrio de la judería o edificios fabriles. Es de vital importancia que tanto los habitantes de la ciudad, los turistas que nos visitan y las administraciones públicas que los gestionan, conozcan este otro patrimonio que atesora Segovia, porque solo de esta manera se podrá tener en cuenta, proteger y poner en valor, para que las futuras generaciones puedan seguir disfrutándolo.

 





 




 




 




 




 







 





sábado, 4 de febrero de 2017

REVISIÓN DE CAJAS NIDO 2016


Las cajas nido son una herramienta muy útil en la conservación del medio natural. Por un lado, proporcionan refugio y un lugar donde nidificar a las especies trogloditas de bosques, terrenos agrícolas o en pueblos y ciudades, ya que en muchos ocasiones y por diversos motivos, los agujeros que necesitan para hacer el nido han desaparecido. Pero también pueden ser útiles para los hombres, ya que la presencia de estas aves en los ecositemas es de vital importancia para el correcto funcionanmiento de los sistemas naturales y en muchas ocasiones evitan la superpoblación de especies plaga que generan graves daños económicos y sanitarios.

Por ejemplo, en las repoblaciones forestales, todos los árboles que se plantan son de la misma edad y tamaño y durante los primeros años de vida apenas tienen huecos donde puedan nidificar especies como carboneros y herrerillos y eso produce que especies presa como la procesionaria del pino proliferen sin control, dejando en muchos casos a los pinos desprovistos de acículas y provocando cuantiosos daños económicos y ambientales en los pinares. En estos casos, la forma más común de combatir a esta polilla es mediante el empleo de altas dosis de insecticidas que contaminan el aire y el suelo y matan a otros insectos que nada tienen que ver con la procesionaria.

 Nido de procesionaria

 Caja nido para aves insectívoras forestales

Otro de los ejemplos, es el que se da en el ecosistema agrícola. La desaparición de los linderos con la concentración parcelaria, ha provocado la eliminación de árboles donde criaban cernícalos, ratoneros, búhos chicos o milanos; muchos de los campanarios de los pueblos de castilla se están cerrando para impedir el acceso de las palomas, pero también el de las lechuzas que utilizaban estos tranquilos y oscuros lugares para sacar adelante a sus crías. Esto, unido a otros factores potenciados por el hombre, como el aumento de las parcelas de regadío o el descenso de la ganadería extensiva han favorecido que el topillo campesino, una especie de pequeño roedor, provoque ciclicamente plagas que causan devastadores daños en los cultivos de cereal de la campiña castellana. Y para combatirlo, la administración siempre recurre a los rodenticidas, que no solucionan el problema y encima provocan envenamiento de otras especies, y la contaminación del suelo y el agua subterránea. Para evitarlo, hay diferentes iniciativas que están optando por un control biológico del topillo campesino, mediante la instalación de postes con cajas nido que permitan la nidificación de cernícalos y lechuzas, depredadores ambos del topillo campesino.

El grupo local SEO-Segovia, gracias a la colaboración económica y técnica del Ayuntamiento de Segovia, ha colocado en el término municipal de Segovia (Zamarramala, Torredondo, Fuenemilanos y Madrona) cajas nido para cernícalos y lechuzas con el objetivo de aumentar sus poblaciones en zonas donde el topillo campesino puede llegar a ser una amenaza para los agricultores.



Durante el año 2016, de las 15 cajas colocadas han sido ocupadas un total de 9 de ellas, 3 por cernícalo vulgar, 2 por lechuza y 4 por cornejas negras. Si comparamos estos datos con los del año pasado, primer año en que se colocaron las cajas, los resultados de ocupación son muy similares, lo que nos hace pensar que los ritmos de la naturaleza no son tan rápidos como nos gustaría y hay que esperar unos años más para lograr una completa ocupación de estos nidos artificiales. Aún así, los datos son positivos y nos hacen ser optimistas de cara al futuro.



 Diferentes momentos de la revisión de las cajas nido de cernícalos y lechuzas

Otro obejtivo que cumplen las cajas nido es la sensibilización y educación ambiental de la población local. Es por ello que desde el grupo local realizamos durante la celebración de la festividad de San Frutos, el 25 de octubre, una ruta para visitar, revisar y limpiar las cajas nido. A la ruta asistieron 15 personas, 8 adultos y 7 niños que pudieron contemplar de primera mano lo que aportan las cajas nido a los ecosistemas y como el hombre, con sus actuaciones, puede favorecer la biodiversidad de un lugar.



lunes, 23 de enero de 2017

La biodiversidad en las aulas


La Educación Ambiental es un término formado en los años 70, por la preocupación ante el deterioro ambiental. Este término ha evolucionado desde un enfoque centrado en el medio natural hasta llegar a las empresas, a las asociaciones ciudadanas y… al sistema educativo. Aquí es donde nosotros aparecemos en escena. Cada año el grupo local de SEO Segovia, en coordinación con SEO Madrid y en colaboración con el Ayuntamiento de Segovia, organiza seminarios sobre “biodiversidad urbana” en los centros escolares de la provincia. Concretamente, este año han estado destinadas a colectivos de secundaria.
Candelas con los chicos de la Coperativa Alcazar.
Tras una breve introducción sobre la organización de SEO. Comenzamos preguntando a los alumnos “¿qué es eso de la biodiversidad?”. No es un concepto fácil de definir, ya que ni los mayores expertos se aclaran. Puede hablarse de biodiversidad a nivel de ecosistema, de comunidad, de especie o incluso a nivel genético. En este caso, el principal objetivo es que los chavales adquieran conciencia de la riqueza natural que los rodea y se sensibilicen por ella. Animando a un cambio de valores y comportamientos. Hablamos sobre plantas, hongos, invertebrados, anfibios, reptiles, mamíferos y aves. Digo “hablamos” porque esta actividad es de ida y vuelta: los monitores enseñamos y al mismo tiempo aprendemos de cada experiencia con los alumnos. Tendríais que escucharlos hablar sobre sus conocimientos micológicos, sus prácticas pesqueras o los encuentros inesperados con culebras, ranas, corzos, cigüeñas negras… Incluso un “bichólogo” avanzado para su edad explicó a sus compañeros cómo logran los vencejos dormir en el aire. Sin embargo, esta es una gran excepción, ya que son pocos los que logran reconocer a un mirlo común o una paloma torcaz.

Mila en una de las charlas en el IES Mariano Quintanilla.
El Valle del Clamores (Hontanilla).

El trabajo dentro de las aulas es imprescindible, pero tratándose de enseñar la naturaleza qué mejor que hacerlo al aire libre. Por lo que este año hemos ido un paso más allá, realizando sendas por el valle que el río Clamores forma a su paso por el centro de Segovia. Con la caída de la hoja, las aves invernantes quedan al descubierto siendo más perceptibles para los chicos. Así, hemos podido disfrutar de mirlos, petirrojos, chochines, currucas capirotadas, palomas torcaces y bravías, milanos reales, buitres leonados, grajillas, estorninos y, cómo no, la chova piquirroja (la mascota de Segovia).
¡Comenzando la ruta!
A la cola del telescopio en la parada final (mirador de la muralla) // Alumna observando un par de grajillas.
Conclusiones finales y dudas.
También aprovechamos para hablar de cantos, indicios de presencia de los animales, propiedades de las plantas (sauco, escaramujo, ortiga…) y de las actuaciones que se han llevado a cabo en los mechinales de la muralla para evitar el anidamiento de las palomas bravías. Por último, siempre les animamos a participar en las actividades de nuestro Grupo Local: la campaña de protección del aguilucho cenizo, el censo invernal de milano real, las jornadas por el día de las aves etc.

Finalizamos las jornadas de este curso muy satisfechos por el interés general de los alumnos y profesores. Felicitando a estos últimos por la admirable labor que desempeñan día a día. 



Hasta la próxima.

Marina Sanz

viernes, 13 de enero de 2017

Ruta Día de los Humedales

Con motivo del Día Mundial de los Humedales, el grupo local SEO-Segovia organiza una salida / ruta a las Lagunas de Villagonzalo de Coca y Villeguillo, al noroeste de la provincia de Segovia.

Dicha salida se ha fijado para el sábado 4 de febrero, y el punto de reunión o inicio en  la Plaza Mayor de Villagonzalo de Coca, a las 9:30 horas, finalizando sobre las 13h.

Se ruega confirmación de asistencia en seo-segovia@seo.org,  con el fin de conocer el número de participantes y así organizar mejor la actividad. 

Igualmente se recomienda llevar material óptico y prenda abrigo.

Un saludo.
 
Víctor Sesma Prieto
Vocal de actividades
SEO/BirdLife Segovia