email de contacto con el Grupo SEO-Segovia: seo-segovia@seo.org

viernes, 1 de mayo de 2020

EL VIAJE DE JARA

Jara el día que se le colocó el radiotransmisor

Dentro del programa MIGRA de SEO/BirdLife y con la colaboración de la Fundación Iberdrola, Javier de la Puente de SEO/BirLife marcó con GPS dos ejemplares de aguilucho cenizo (Circus pygargus) en la localidad de Ortigosa de Pestaño (Segovia). Esto nos ha permitido el seguimiento migratorio de los dos ejemplares. Veremos el de la hembra del cual tenemos los datos completos de la migración.

Momento de la liberación de Jara tras colocarla el radiotransmisor

Jara, que así se llama nuestra "aguilucha segoviana", perdió la puesta por depredación el 31 de mayo y a consecuencia de este hecho, decidió desplazarse a Becerril de Campos (Palencia) el 16 de julio, permaneciendo en esta localidad palentina hasta el 1 de septiembre que comienza su migración.

Su migración postnupcial, la que se realiza una vez concluido el periodo reproductor, la completó en 11 días, recorriendo un total de 3170 Km, atravesando España y Marruecos hasta llegar a Mauritania. El salto del continente europeo al continente africano lo realizó por el Estrecho de Gibraltar, en una zona próxima a la localidad gaditana de Tarifa. Contrariamente a lo que se podría esperar para este tipo de rapaces, no cruza el Estrecho haciendo el recorrido más corto sobre el mar, ya que permanece 3 horas 10 minutos y 105 Km sobre el océano Atlántico hasta tocar tierra en costas de Marruecos.

Detalle donde se observa la trayectoria seguida por Jara para cruzar de Europa a África

Atravesó el desierto del Sahara, sin duda alguna, el mayor reto al que se enfrentan las aves migradoras. Este periplo entre dunas y arena le llevó 5 días, recorriendo 1300 Km. en unas condiciones críticas para cualquier ser vivo, sin apenas agua y alimento, ni zonas donde refugiarse del calor intenso del día y el frío de la noche. Tras esa agotadora aventura, llegó a la zona del Sahel de Mauritania, donde permaneció durante 43 días, en lo que fue su primera zona de invernada; pero no permaneció todo el invierno en la misma zona, ya que posteriormente se desplazó hasta Mali. Allí estuvo en una zona durante 52 días para desplazarse posteriormente hasta su tercera zona de invernada donde estuvo 100 días más. Entre la primera zona de invernada y la tercera hay una distancia nada despreciable de 741 Km. Conocer donde pasan el invierno las especies migradoras es de vital importancia para su conservación, ya que de nada vale hacer ingentes esfuerzos en sus zonas de cría si no se actúa de igual modo en sus zonas de invernada, donde pasan incluso más tiempo a lo largo del año.

Detalle del recorrido realizado por Jara atravesando el desierto del Sahara en su migración postnupcial

El día 23 de marzo de 2020 comienza su migración prenupcial, la que se realiza antes del periodo reproductor. Analizando la trayectoria se observa que no utiliza la misma ruta que siguió en su viaje postnupcial, ya que en este caso busca un itinerario más hacia el Este. Para completar su viaje de vuelta a España recorrió 4389 Km, empleando para tal inmensa aventura un total de 24 días, atravesando Mali, Argelia y España, llegando a Ortigosa de Pestaño, con una precisión milimétrica, el día 15 de abril de 2020. 

Detalle del recorrido realizado por Jara atravesando el desierto del Sahara en su migración prenupcial

Antes de cruzar el Estrecho permaneció 10 días en una región de Argelia recuperándose de su paseo por el desierto y cogiendo fuerzas para la recta final. Para cruzar el Estrecho de Gibraltar, emplea una ruta que le hace recorrer 271 Km sobrevolando el mar Mediterráneo, cuando la parte más estrecha entre las costas españolas y las marroquíes tiene una distancia de apenas 14 Km en línea recta. 

Detalle donde se observa la trayectoria seguida por Jara para cruzar de África a Europa


Si hacemos un resumen del tiempo invertido en cada etapa de su ciclo anual, vemos que el periodo reproductor abarca aproximadamente 136 días. En la migración, sumando tanto migración postnupcial como prenupcial emplea un total de 35 días. Y en la invernada en tierras africanas emplea 195 días del año; Por lo que se podría decir, que el aguilucho cenizo es una especie más africana que europea si nos guiamos únicamente por el tiempo que permanece en cada continente.


Mapa completo del recorrido migratorio de Jara desde septiembre de 2019 hasta abril de 2020

Y para terminar, me gustaría hacer un reconocimiento público y dar las gracias a nuestro compañero Luis Cabrejas, que, de manera voluntaria y altruista, se ha encargado de ir siguiendo día a día el devenir de Jara y Olmo; ha realizado un trabajo muy completo, recopilando y analizando toda la información aportada por los radiotransmisores, plasmándola en los mapas que se han mostrado en esta entrada del blog; una información sin duda valiosísima para la conservación del aguilucho cenizo.

También agradecer a Javier de la Puente, a SEO/BirdLife y al programa MIGRA el trabajo realizado para conocer los movimientos migratorios del aguilucho cenizo y otras tantas aves migradoras, así como la oportunidad que nos han dado al grupo local SEO-Segovia de poder radiomarcar dos ejemplares de esta rapaz esteparia tan desconocida para muchos pero a la vez tan fascinante.

En breve comenzaremos, si el coronavirus lo permite, la campaña de conservación de este año, con la ilusión de poder contemplar a Jara por tierras de segovianas, así como a otros tantos aguiluchos cenizos, haciendo todo lo que esté en nuestra mano para conseguir que vuelen y puedan iniciar su primer viaje a África el mayor número de pollos posibles.   

1 comentario:

Toni Alonso dijo...

muchas gracias por compartir!!!